El papa Francisco nombró el pasado viernes 13 de diciembre, al campeón mundial de peso completo del WBC, Deontay Wilder, “Embajador por la Paz”.

El anuncio se llevó a cabo en una ceremonia privada en la sede de la fundación del Papa, Scholas Ocurrentes, organismo privado sin fines de lucro y laico. Scholas desarrolla programas al rededor del mundo encaminados a buscar la cultura del encuentro entre jóvenes sin ninguna distinción, por medio del arte, la cultura, el deporte y la tecnología.

Wilder mantiene un récord impresionante en el pugilismo profesional, con 42 victorias y un empate, con 41 de ellas por la vía del nocáut y sin derrotas. Sin embargo, esta distinción por parte del Papa, lo distingue como ejemplo arriba y abajo del ring; inició en el deporte de los puños para poder atender los enormes gastos médicos por el nacimiento de su hija Naieva, quien cuenta con un padecimiento de salud, “espina bífida”, desde entonces Wilder lucha con valor y disciplina para proveer a su familia, en una de las divisiones de mayor atracción en el deporte; el campeón mundial es ejemplo para millones de jóvenes que siguen sus pasos, es por ello, que resulta merecido esta insignia que ha brindado el Santo Padre.

En este encuentro histórico, estuvo presente también el Presidente del WBC, Mauricio Sulaimán y su hermano, Héctor Sulaimán quien preside el Consejo Asesor de Scholas Ocurrrentes México.

“Cerramos un año de muchas actividades en Scholas, con este bello encuentro, me siento sumamente comprometido con Su Santidad y con los jóvenes de México y el mundo, estamos promoviendo una educación en amor y por la paz, este año tuvimos multiples programas y actividades, llegamos a muchos niños, niñas y jóvenes. Quiero destacar el IV Encuentro Mundial de Jóvenes de Scholas y ORT, por primera vez tuvo lugar en México, fue un evento inolvidable en busca de promover la cultura del encuentro.

Resulta muy grato para mi el ver la insignia que se ha dado a Deontay Wilder, los deportistas son grandes ejemplos de superación y muestras de una vida integra, en particular los boxeadores, son un gran ejemplo ya que muchos vienen de orígenes muy humildes y encuentran en el deporte un instrumento para cambiar sus vidas y las de sus familias, se vuelven ídolos de millones, y en particular Wilder resalta como un gran ser humano, esta insignia lo compromete y lo motiva a seguir siendo un ejemplo que trasciende mas haya del deporte”: Destacó Hector Sulaimán en entrevista para Marcaje.

Foto: Juan Luis Velázquez.

Agustin Velazquez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *